Naranjas sanguinas o sanguíneas

Naranjas sanguinas o sanguíneas

Naranjas sanguinas o sanguíneas

Ayer fui al súper por lo básico y me encontré de casualidad naranjas sanguinas o sanguíneas. No son muy comunes en México y yo las había encontrado hace unos años y luego no las volví a ver, así que tuve que agregarlas al carrito y contarlas como mi fruta de la semana porque son hermosas y quería tomarles fotos. Así que ya que las tengo aquí, les cuento sobre esta fruto y les comparto algunas recetas para utilizarla.

Las naranjas sanguinas, también conocidas como naranjas sangre de toro o naranjas sangría, se distinguen por su pulpa que va de naranja muy oscuro a rojo profundo. Así, parece que estuvieran inyectadas de sangre. Por fuera hay algunas que tienden al rojo oscuro aunque también se encuentran con la cáscara anaranjada, que por cierto es más gruesa que la de las naranjas comunes.

Su sabor es obviamente cítrico pero menos ácido que los limones y con notas a frambuesa. Se trata de un sabor delicado que contrasta con la intensiadad del color, por lo cual para recetas como pays o vinagretas es recomendable mezclarla con naranja común. Siguen madurando después de cortadas pero deben de mantenerse en un espacio frío.

Naranjas sanguinas o sanguíneas recetas

Si les interesan las naranjas sanguinas o sanguíneas, les comparto algunas recetas para utilizarlos:

Apoyen la causa

Ya que están aquí, quisiera comentarles que este blog sobrevive a base de donaciones. Si lo que hago les parece muy útil, pueden apoyar mi trabajo subscribiéndose a mi Patreon o donando a mi cuenta de Paypal. Si no les es posible, otra manera de apoyarme es comentando qué cosas quieren aprender a cocinar y compartiendo con sus amigos!

Pueden seguirme en Facebook, Instagram y Pinterest. Y suscribirse a mi newsletter para no perderse de ningún post y recibir recetas exclusivas cada viernes. También tengo Twitter y por ahí les paso recetas y tips.

Port Relacionados

% Comentarios (6)

[…] me he sentido medio mal anímicamente y de hecho el jueves ni quise trabajar. Pero tenía todavía naranjas sanguinas y tenía ganas de hacer un postre así que me tomé el tiempo de cocinar más para mí que para la […]

Leave a comment