Pan de muerto (hojaldre) casero

Pan de muerto hojaldre casero

Pan de muerto (hojaldre) casero

El día de hoy quería hacer algo especial porque, como para muchísimos mexicanos, el 19 de septiembre de 2017 fue un día muy importante para mí. El sismo en el centro del país cambió mi vida de una forma inesperada. Ese cambio resultó para bien, pero estoy consciente de todas las vidas que simplemente terminaron y por eso elegí el día de hoy para hacer mi receta de pan de muerto (hojaldre) casero.

Lo primero que me sucedió con el terremoto fue el drástico cambio de la economía del centro de Puebla. En ese entonces tenía un café que terminé teniendo que cerrar debido a la baja de ventas después del sismo. Pero eso no fue todo. Al día siguiente del evento me lancé con unos amigos a llevar despensas a Morelos. Las cosas horribles que vimos ese día me hicieron caer en la cuenta de muchos de mis privilegios. Olviden el de tener un propio negocio, tener un cajón donde poner cosas mías ya es demasiado.

Así que con ayuda de Carmen y Sofía hice un recetario de galletas que después vendimos para donar todo el dinero a una de esas comunidades. Y al hacer eso me di cuenta de que las fotografías de mis recetas eran pésimas, y no vendían. Sofía me ayudó donándome imágenes pero también animándome a aprender. Y para cuando tuve que cerrar el café, ya tenía la pasión por la foto. Fue gracias a Fer que pude dar el siguiente paso y ahora mi trabajo principal es hacer esas imágenes de comida para restaurantes y hoteles. Así que soy triplemente afortunada: por las cosas que tengo, por no haberlas perdido ese día y por estar rodeada de amigos.

Sé que para muchos de ustedes los recuerdos de este día no son tan positivos. A todos los que me lean les mando un abrazo grande y les dejo esta receta especial. Tendrán dudas en algún momento, de ver la masa tan pegajosa, y se preguntarán si la cantidad de harina está mal, pero está bien. Así que el ingrediente principal para esta receta es paciencia. El resultado es el mejor pan de muerto (en Puebla les dicen hojaldres) que hayan comido en sus vidas así que todo el esfuerzo vale la pena.

Si les gusta esta receta

Si les gusta la receta de pan de muerto (hojaldre) casero, también les pueden interesar:

Apoyen la causa

Ya que están aquí, quisiera comentarles que este blog sobrevive a base de donaciones. Si lo que hago les parece muy útil, pueden apoyar mi trabajo donando a mi cuenta de Paypal. Si no les es posible, otra manera de apoyarme es comentando qué cosas quieren aprender a cocinar y compartiendo con sus amigos!

Pueden seguirme en Facebook, Instagram y Pinterest. Y suscribirse a mi newsletter para no perderse de ningún post y recibir recetas exclusivas cada viernes. También tengo Twitter y por ahí les paso recetas y tips.

Ingredientes

  • 1/4 taza de leche
  • 2 cucharadas de levadura
  • 1 cucharada de azúcar
  • 6 tazas de harina
  • 270 gr de mantequilla pomada
  • 5 huevos
  • 5 yemas
  • 1 lata de leche condensada endulzada (lechera)
  • la ralladura de 3 naranjas
  • 1 cucharadita de semillas de anís
  • 1 cucharada de agua de azahar o té de naranja muy cargado o licor de naranja
  • 1/4  taza de mantequilla derretida
  • 1 1/2 tazas de azúcar para espolvorear

Y se cocina así

  1. Entibia la leche por unos segundos en el microondas, debe de estar más o menos de la temperatura de tu dedo; añade la levadura, el azúcar y 1 cucharada de harina; deja reposar en un lugar tibio para que crezca
  2. Corta la mantequilla en cubitos y déjala afuera del refrigerador hasta que tenga consistencia de pomada
  3. En un tazón, junta los huevos, las yemas, la leche condensada, la ralladura de naranja, el anís y el agua de azahar sin mezclar
  4. En el centro de tu superficie de trabajo, coloca la harina y ve integrando la mantequilla aplastándola con los dedos
  5. Haz un hueco en el medio añadiendo los líquidos poco a poco e integrando
  6. Obtendrás una masa muy pegajosa y húmeda, empieza a amasar, levantándola y dándole golpes  contra la mesa; muy poco a poco, irá uniéndose y separándose de la mesa, hasta que ya no se pegará a tus manos y obtendrás una masa muy grasosa pero suave, esto toma por lo menos 30 minutos de amasado, no agregues más harina
  7. Aplana la masa y vierte en el centro la levadura que pusiste a reposar, recomienza a amasar hasta que de nuevo deje de pegarse, unos 5-8 minutos más
  8. Pasa la masa a un tazón y déjala reposar en un lugar tibio por 1 hora, doblará su tamaño
  9. Amasa ligeramente para sacar las burbujas de aire y corta la masa en 8 partes, reserva 2 para hacer los huesitos, y forma 6 bolas de masa con el resto, colócalas sobre una charola con papel encerado, separadas entre sí pues todavía crecerán mucho
  10. Adorna cada pan con dos huesitos de masa largos y una bolita al centro, tapa con un trapo y deja reposar por 25 minutos en un lugar tibio para que crezcan
  11. Hornea a 180ºC por 20-25 minutos
  12. Retira del horno y deja que se enfríen un poco los panes, luego, barnízalos con mantequilla derretida y espolvoréalos con azúcar o ajonjolí

09 Abr: Pan para chanclas poblanas

Aprende a hacer este pan típico de Puebla.

Port Relacionados