Las galletas de la fortuna de IT

las galletas de la fortuna de IT

Las galletas de la fortuna de IT

La verdad es que ya desde el trailes de IT: capítulo dos sabía que iba a escribir en su momento de las galletas de la fortuna de IT porque se veía la escena del restaurante chino que tanto amo desde que leí el libro y vi la primera adaptación para la televisión de Tommy Lee Wallace en 1990. Pero regresémonos un poco por si acaso hay entre ustedes algún despistado que no sepa de qué estoy hablando.

La novela

IT es una novela de horror de Stephen King publicada por primera vez en 1986. Cuenta la historia de un grupo de niños, el club de los perdedores, quienes enfrentan a un depredador diabólico que tiene la capacidad de tomar la forma de los peores miedos de su víctima, aunque muy a menudo toma la de Pennywise, el payaso bailarín.

La trama se desarrolla en dos momentos que se intercalan. Uno es cuando son niños y una serie de asesinatos de infantes los hacen darse cuenta de lo que sucede y unirse para vencerlo. Cada uno ve a ESO en momentos y formas diferentes, aunque lo que tienen en común es que los adultos no pueden verlo. Veintisiete años después, recomienzan los asesinatos de niños en su natal Derry y los perdedores se reúnen tal como lo habían prometido para salvar nuevamente al pueblo de la amenaza de Eso.

La primera adaptación

Los fans estarán de acuerdo en que la primera adaptación a la pantalla de esta novela tiene muchas debilidades. La principal es que se vuelve cansada al ir y venir entre el presente y el pasado y profundizar en los miedos y backstories de cada uno de los personajes, que no son pocos. El resultado es una cinta larguísima, que además muchos nos chutamos en el Canal 5, interrumpida a cada rato por comerciales y más de un “ya vente a comer” y “deja de ver eso que te va a dar miedo”.

Pero este defecto lo hereda directamente de la novela. No me maten, el libro es de culto, sí, pero no muy bueno. Perdón (ya si todas las obras de Stephen King son malas es otro debate). Quizá porque las influencias de King a menudo vienen de la pantalla, ha logrado hacer obras muy exitosamente adaptadas al cine y la televisión.

A pesar de esto, de IT de Tommy Lee Wallace, no podemos (¡no debemos!) olvidar la increíble caracterización de Pennywise por el gran Tim Curry. Su rostro permaneció grabado en nuestras pesadillas y seguirá asustando niños durante décadas. Y creo que en gran parte era un personaje más cercano al pedófilo y el asesino en serie, que al monstruo. El Pennywise de Tim Curry tenía algo de real que lo volvía muy inquietante, y que tenía escépticos a los fans cuando hace dos años, salió la nueva adaptación de la novela a cargo de Andy Muschietti.

El ESO de Muschietti

La nueva adaptación de IT nos llegó también en dos capítulos, el primero de los cuales salió en 2017. Y atinó justo en el punto que nos preocupaba a todos: Pennywise, interpretado aquí por Bill Skarsgård, es un monstruo, punto. Se aleja tanto del de Curry en cuanto a concepto, que la comparación se invalida. No teman, fans, les puede gustar esta película sin faltar a la memoria de la primera.

Y al menos en ese capítulo, sólo vemos a los perdedores de niños, lo que nos hizo creer que en el segundo los veríamos de adultos y se solucionaría así esa parte aburrida del alternar entre pasado y futuro de la que hablamos antes. El cast del capítulo dos prometía aplausos de pie: ¿James McAvoy, Jessica Chastain, Bill Hader? ¡Deme diez!

Pero debo admitir que aunque divertida, bien adaptada y con grandes actuaciones (te amo, Bill Hader), me quedó a deber en cuanto a terror. La segunda parte de IT parece más la historia de cuando crecieron los Goonies, y se recarga tanto en el recurso del Pennywise como en fastforward de la primera (quienes ya la vieron saben a qué me refiero), que termina por perder efectividad. Es más una cinta de aventuras y perdónenme por tercera vez, pero cuando se le aparece un payaso diabólico a un niño flaquito y tartamudo me muero de miedo, pero creo que James McAvoy puede manejarlo.

Las galletas de la fortuna de IT

Ok, ahora sí me extendí, volvamos a la receta de las galletas de la fortuna de IT. Recordarán esa escena de la primera película en que los perdedores, ya adultos, se reúnen en un restaurante chino después de años sin verse. Rápidamente recuerdan un montón de anécdotas y, aunque entristecidos por la ausencia de Stan, vuelven a conectar como en la pubertad. Pero ESO tiene otros planes para la cena y los orilla a una alucinación colectiva en la que aparecen fetos de pollo y ojos vivos en sus galletas de la fortuna.

La escena es enorme y, aunque dije que no iba a comparar, me gustaba más en la versión anterior. No sé, me daba más asco y miedo el look de animatronics de serie B que todo el CGI de la nueva. ¿Ustedes qué opinan? Cuéntenme en los comentarios qué les pareció la película, por mi parte sólo me queda dejarles la receta de las galletas de la fortuna de IT.

Si les gusta esta receta

Si les gusta la receta de las galletas de la fortuna de IT, también les pueden interesar:

Apoyen la causa

Ya que están aquí, quisiera comentarles que este blog sobrevive a base de donaciones. Si lo que hago les parece muy útil, pueden apoyar mi trabajo donando a mi cuenta de Paypal. Si no les es posible, otra manera de apoyarme es comentando qué cosas quieren aprender a cocinar y compartiendo con sus amigos!

Pueden seguirme en Facebook, Instagram y Pinterest. Y suscribirse a mi newsletter para no perderse de ningún post y recibir recetas exclusivas cada viernes. También tengo Twitter y por ahí les paso recetas y tips.

Ingredientes

  • 1 clara de huevo
  • 1/8 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 1/4 de taza de harina
  • 1/4 de taza de azúcar

Y se cocina así

  1. Escribe mensajes en piezas de papel de 2.5 x 10 cm (yo propongo: “nos vemos en tus sueños” y “bésame, gordito”)
  2. Precalienta el horno a 200ºC
  3. Bate la clara con la vainilla hasta que espume; agrega la harina, sal y azúcar; mezcla todo hasta incorporar
  4. Coloca cucharadas de la mezcla sobre una charola cubierta de papel encerado, esparciéndola con una cuchara en forma de círculo y dejando espacio entre cada círculo de masa
  5. Hornea por aproximadamente 5 minutos o hasta que los bordes queden dorados y el centro ligeramente blanco
  6. Retira las galletas de la fortuna y colócalas sobre una tabla de madera boca abajo
  7. Rápidamente coloca el mensaje en el centro de cada galleta, dobla a la mitad y lleva los extremos hacia abajo, dándoles su forma característica

06 May: Paletas heladas tipo magnum

¡Combate el calor con este sencillo postre!

05 May: 10 recetas poblanas para el 5 de mayo

¡Para que celebres como se hace en Puebla!

04 May: Yakisoba de pollo

Aprende a preparar este platillo tan popular en Japón.

Port Relacionados

% Comentarios (1)

Leave a comment