El origen de la palabra restaurante

El origen de la palabra restaurante

El origen de la palabra restaurante

Tiene seis meses que no les cuento Tacos de lengua, pero ayer estuve leyendo sobre el origen de la palabra restaurante y me pareció súper interesante conocer su historia.

La palabra viene del verbo restaurar que significa arreglar o regresar algo al estado que antes tenía. Desde la Edad Media, en Francia, existían lo que se llamaban caldos restaurantes, es decir, caldos de carne de los cuales se conservan algunas recetas y que llevaban también cebolla, especias, raíces, azúcar, pan, pasas y a veces hasta resinas y pétalos de rosa. Pero la palabra no designó al lugar donde se consumían estos caldos sino hasta el siglo XVIII.

Mientras que era común para los viajeros comer en tabernas, bares en los que más bien se iba a dormir y a beber y que servían algunos bocadillos o comidas corridas, no fue una costumbre comer fuera de tu casa fuera del contexto de un viaje sino hasta los tiempos modernos. El albergue más antiguo que ofrece comidas y sigue en operación se encuentra en Japón y está abierto desde el año 717.

El origen de la palabra restaurante

Las primeras cafeterías o casas de té surgieron en Egipto y Turquía alrededor del año 1450 de donde se extendieron hasta Venecia y Viena, y tardaron 200 años más en llegar a ciudades como Lyon y París, pero el primer restaurante como ahora los conocemos data del año 1765 justamente en París. Un hombre de apellido Boulanger (que curiosamente significa «panadero» pero no tiene nada que ver con la historia de las panaderías) puso en la puerta de su establecimiento un letrero en latín vulgar que leía Venite ad me, omnes qui stomacho laboratis, et ego restaurabo vos (venid a mí aquellos que tenéis el estómago vacío, que yo los restauraré).

Pero Boulanger no solamente inventó así el nombre, sino también el concepto de tener a cualquier hora de una carta con precios fijos. Sin embargo, al no ser propiamente carnicero, no se le permitió vender estofados y vendía aves cocinadas con sal, huevos y setas en salsa blanca. El lugar se volvió popular y los mismos parisinos empezaron a presentarse a comer ahí.

Después de la Revolución Francesa, los grandes cocineros que trabajaban en casas nobles, al quedarse sin trabajo, empezaron a abrir sus propios restaurantes y algunos castillos y palacios, por contar con instrumentos sofisticados, se volvieron las sedes de este nuevo tipo de empresa.

Si les interesa el origen de la palabra restaurante

Si les interesa este artículo sobre la etimología y el origen de la palabra restaurante, también les puede interesar:

Apoyen la causa

También quisiera comentarles que este blog sobrevive a base de donaciones. Si lo que hago les parece muy útil, pueden apoyar mi trabajo donando a mi cuenta de Paypal. Si no les es posible, otra manera de apoyarme es comentando qué cosas quieren aprender a cocinar y compartiendo con sus amigos!

Pueden seguirme en Facebook, Instagram y Pinterest. Y suscribirse a mi newsletter para no perderse de ningún post y recibir recetas exclusivas cada viernes. También tengo Twitter y por ahí les paso recetas y tips.

07 Dic: Galletas navideñas de jengibre

Hombrecitos de jengibre típicos de Navidad.

07 Dic: Lomo relleno navideño

Aprende cómo hacerlo en casa paso a paso.

06 Dic: Brillo para tartas de frutas

Aprende cómo hacerlo paso a paso.

Port Relacionados

Leave a comment