Salsa verde cruda mexicana

Salsa verde cruda mexicana

Salsa verde cruda mexicana

Entre las metas que tengo para este año está la de aprender más cocina mexicana y creo que ahí la llevo. Parece un poquito trampa pero estoy empezando por las salsas, que son muchas y muy variadas y siempre hay algo nuevo que aprender. Por ejemplo, hace unos meses descubrí que la salsa que parece guacamole en realidad es de calabaza. Hoy descubrí que esta salsa verde cruda mexicana también tiene un ingrediente extraño: lechuga.

¿Quién diría? Este ingrediente no sólo le da un color divino, sino que también aporta mucha frescura. El resto es tomate verde crudo, cilantro, chile y cebolla. ¡Y esta sí lleva aguacate! A mí me parece que el ajo crudo es demasiado fuerte, así que hago un truco que consiste en frotar el ajo partido en el interior del vaso de la licuadora para que perfume la salsa sin ser demasiado. La cantidad de chile depende también del gusto, pueden ponerle la mitad e ir añadiendo más para que no se pase de picante.

Si les gusta esta receta de salsa verde cruda mexicana

Si les gusta esta receta de salsa verde cruda mexicana, también les pueden interesar:

Apoyen la causa

Ya que están aquí, quisiera comentarles que este blog sobrevive a base de donaciones. Si lo que hago les parece muy útil, pueden apoyar mi trabajo donando a mi cuenta de Paypal. Si no les es posible, otra manera de apoyarme es comentando qué cosas quieren aprender a cocinar y compartiendo con sus amigos!

Pueden seguirme en Facebook, Instagram y Pinterest. Y suscribirse a mi newsletter para no perderse de ningún post y recibir recetas exclusivas cada mes. También tengo Twitter y por ahí les paso recetas y tips.

Ingredientes

  • 1/2 diente de ajo pequeño
  • 300 gr de tomates verdes pequeños (tomatillos)
  • 10 gr de cebolla blanca
  • 25 gr de cilantro fresco con todo y tallo
  • 5-10 gr de chile serrano
  • 30 gr de lechuga
  • 1/2 aguacate maduro
  • sal al gusto

Y se cocina así

  1. Frota el ajo partido en el interior del vaso de la licuadora que vas a usar y descártalo
  2. Pela los tomatillos y añádelos a la licuadora
  3. Desinfecta el cilantro y agrega junto con el resto de los ingredientes a la licuadora
  4. Licua hasta obtener una salsa homogénea
  5. Sala y ajusta la cantidad de chile a tu gusto

13 Abr: Pan integral casero

¡Prepáralo con tus semillas favoritas!

13 Abr: Picadillo de chile macho

¡El guisado más fácil y delicioso para hacer tacos!

12 Abr: Gallinas o huesos de pan dulce

No, no se llama pan coronavirus.

Port Relacionados

Leave a comment