Camarones a la talla

Camarones a la talla

Camarones a la talla

Hoy no tenía ánimos de hacer nada muy complicado, ya estaba por pedir una pizza cuando recordé que había dejado marinando unos camarones a la talla y sólo les faltaba ensartarlos en brochetas y asarlos. Y qué bueno porque de no ser por eso hubiera comido puros brownies de Nutella todo el día.

Ayer me sucedió algo muy extraño. Salí a correr como hago ahora en las tardes. Antes de la crisis que me dio el 26 de diciembre ya corría 4 km al día, pero ha tenido sus secuelas y apenas estoy logrando retomar el ejercicio. Esta semana no he podido correr ni 3 km diarios, pero no dejo de intentarlo. Y en esas estaba ayer cuando empecé a sentir dentro de mí muchísima rabia. Era incontenible, hasta me puse a llorar. Corrí y corrí y lloré y lloré de coraje, pero no sé corajé por qué.

Regresé a mi casa a bañarme con agua fría para calmarme y apenas salía de la regadera cuando llegó el vato con el que he estado saliendo. Me trajo un aguacate y unas galletas. No se esperaba que después de cenar le dijera que ya no lo quiero ver. Ni siquiera yo me lo esperaba. Bueno, sí le había contado a Arturo que no estoy buscando nada serio (no importa cuando lean esto) pero eso no me hubiera impedido seguir saliendo unas semanas más con Juan.

Estaba enojada con alguna abstracción inexplicable y me desquité con él. Estuve a punto de escribirle hoy mientras le ponía aguacate a mis camarones a la talla. No lo hice. Dice Dani que me enoja no tener el control de todo. Dice Majos que estoy asustada. Yo sólo sé que al rato voy a salir a correr y que ahorita me duele la cabeza. Ya es contaré qué pasa.

Si les gusta esta receta de camarones a la talla

Si les gusta esta receta de camarones a la talla, también les pueden interesar:

Apoyen la causa

Ya que están aquí, quisiera comentarles que este blog sobrevive a base de donaciones. Si lo que hago les parece muy útil, pueden apoyar mi trabajo donando a mi cuenta de Paypal. Si no les es posible, otra manera de apoyarme es comentando qué cosas quieren aprender a cocinar y compartiendo con sus amigos!

Pueden seguirme en Facebook, Instagram y Pinterest. Y suscribirse a mi newsletter para no perderse de ningún post y recibir recetas exclusivas cada mes. También tengo Twitter y por ahí les paso recetas y tips.

Ingredientes

  • 1/2 chile ancho
  • 2 chiles cascabel (0 4 chiles catarina)
  • 1/2 chile pasilla
  • 1/2 chile guajillo
  • 1 chile de árbol
  • 2 gr de pasta de achiote
  • 2 cucharadas de jugo de naranja
  • 1/4 cebolla blanca chica
  • 1 diente de ajo
  • 2 jitomates saladet grandes
  • 1/4 cucharadita de comino
  • 1/4 cucharadita de orégano seco
  • 1 1/2 cucharadas de aceite vegetal
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 kilo de camarones grandes sin cabeza
  • 1oo gr de piña en cuadritos
  • palitos de brocheta
  • tortillas
  • cebolla picada, cilantro fresco, limones verdes, aguacate y salsa verde para acompañar

Y se cocina así

  1. Retira el tallo y las semillas de todos los chiles; tuéstalos rápidamente en un comal para que se suavicen pero sin que se quemen
  2. Disuelve el achiote en el jugo de naranja
  3. Licua los chiles, el achiote disuelto, la cebolla, el ajo, los jitomates, el comino, el orégano y el aceite vegetal y 1/2 cucharadita de sal hasta obtener una salsa uniforme
  4. Baña los camarones en el adobo, revolviendo bien para que se impregne toda; refrigera por al menos 24 horas
  5. Haz brochetas con 3 camarones y algunos trozos de piña cada una
  6. En un sartén grande, cocina las brochetas, por los dos lados hasta que estén bien cocidas; ajusta la cantidad de sal al final de la cocción
  7. Sirve con tortillas calientes, cebolla picada, cilantro desinfectado, aguacate, limones y salsa verde

17 Jun: Pastel de chocolate con harina de almendras

Prepara este delicioso pastel sin gluten.

16 Jun: Sopa de jitomate asado

Una deliciosa y fácil receta vegana.

15 Jun: Cómo hacer pesto casero

¡Facilísimo de hacer con lo que tengas a la mano!

Port Relacionados