El blowjob de Deadpool

El blowjob de Deadpool

El blowjob de Deadpool

Sé que es muy white people problem, pero extraño mucho ir al cine. Como ha resultado imposible en estos días, ya tuve que empezar a hacer recetas de película de mis favoritas, así que hoy les traigo la de el blowjob de Deadpool (Tim Miller, 2016).

«Seguramente estás pensando: ‘mi novio me dijo que esta era una película de superhéroes y ese tipo del disfraz está convirtiendo a ese otro en un ching*** kebab'». Esta frase, casi al principio de Deadpool me hizo reír muchísimo porque era verdad. Si debiera describir este spinoff de las películas de los X-Men en una palabra, esta sería «irreverente». El guion lo es, desde los créditos de apertura; también el antihéroe, porque, como él mismo lo afirma, es súper, pero no un héroe. 
Aunque entre el cómic y la versión cinematográfica el carácter de cuasivillano de Deadpool (Ryan Reynolds) se ve un poco atenuado (por ejemplo, en el impreso la mujer ciega con quien vive no es su roomie sino su esclava), sólo lo es lo suficiente para alcanzar la categoría B-15. Esta es una película de acción llena de violencia gratuita y chistes escatológicos como las que más. 

Y a ratos juega con otros géneros: romcom/soft porn, película de terror, X-Men de los baratos peleando contra los malos, comedia, serie B, Deadpool lo tiene todo. Esta parece comenzar a ser la marca de Ryan Reynolds, quien también nos entregó un personaje agridulce y sorprendente hace poco en The Voices (Marjane Satrapi, 2014). Y bien por él.

Deadpool ya tiene una secuela pero esta sigue siendo mi favorita. Decía que esta película tiene de todo, así que no puede faltar la receta. en este caso de un trago, el blowjob, irreverente como todo lo demás. No voy a describirlo ni recomendarlo porque lo haga como lo haga parecerá albur o me pondrá en un aprieto. Sólo les digo que aquí tienen la receta que no sabe fallar.

Si les gusta esta receta de el blowjob de Deadpool

Si les gusta esta receta de el blowjob de Deadpool, también les pueden interesar:

Ya que están aquí, quisiera comentarles que este blog sobrevive a base de donaciones. Si lo que hago les parece muy útil, pueden apoyar mi trabajo donando a mi cuenta de Paypal. Si no les es posible, otra manera de apoyarme es comentando qué cosas quieren aprender a cocinar y compartiendo con sus amigos!

Pueden seguirme en Facebook, Instagram y Pinterest. Y suscribirse a mi newsletter para no perderse de ningún post y recibir recetas exclusivas cada mes. También tengo Twitter y por ahí les paso recetas y tips.

Ingredientes

  • 1/2 oz (15 ml, 1 cucharada sopera) de Baileys
  • 1/2 oz (15 ml, 1 cucharada sopera) de licor de café
  • crema batida

Y se cocina así

  1. Sirve el licor de café en un vaso tequilero
  2. Agrega con cuidado el Baileys, se separará en dos capas
  3. Copetea con crema batida

02 Dic: Pechuga de pollo jugosa

Aprende cómo hacerlo paso a paso.

01 Dic: Ferrero Rocher caseros

¡Con solo 4 ingredientes!

Port Relacionados

% Comentarios (1)

[…] hay mucho que ver, esta semana necesitaba algo divertido y como soy muy fan de Ryan Reynolds (Shawn Levy, 2021), la elección fue Free Guy, una cinta de la cual no esperaba más que risas, y […]

Leave a comment