El gin martini y las galletas de calabacita de A Simple Favor

Anna Kendrick en A Simple Favor

Reseña de A Simple Favor y receta de galletas de calabacita

Hoy toca receta de película y les traigo la reseña de A Simple Favor y la receta de las galletas de calabacita así como la del gin martini.
Hace algunos años, desde que la vi en The Voices (Marjane Satrapi, 2014), le sigo la pista a Anna Kendrick, pues me parece que ha hecho una selección de los papeles que interpreta bastante peculiar. Así como tuvimos en el cine la era en que Jennifer Aniston aparecía siempre de la mujer independiente, soltera tirándole a solterona, que encontraría el amor a pesar de ella misma, pareciera que estamos en un mundo en que Anna Kendrick es esa mosquita muerta, buena persona, y simpática, que se revela decidida y hasta diría creepy. Por esa razón fui a ver A Simple Favor (Paul Feig, 2014) y debo decir que fue un gran acierto.

La película

Stéphanie (Anna Kendrick), es una madre viuda muy involucrada en la vida de su hijo pequeño, y que tiene un vlog sobre cómo ser mamá. La trama comienza mientras ella transmite una receta de galletas de calabacitas con chispas de chocolate y comenta que su mejor amiga, Emily (Blake Lively) lleva 5 días desaparecida. Nos enteramos después de cómo se conocieron, y de la extraña relación que llevaban cuando Stephanie decide investigar la desaparición de su amiga por su propia cuenta.

Film noir como ya casi no los hacen, esta cinta referencia a menudo Double Indemnity (Billy Wilder, 1944) y presenta similitudes en la trama, aunque nunca queda bien claro quién es la verdadera femme fatale aquí. Otros guiños a L’Aventura (Michelangelo Antonioni, 1960) o Vértigo (Alfred Hitchcock, 1958) resultan deliciosos huevos de pascua que podemos divertirnos en buscar.  Divertida y emocionante, aunque a veces recurra al chiste fácil (Stephanie bailando pensando que nadie la ve, por ejemplo), A Simple Favor resulta una cinta redonda y certera. Aderezada, además, con una buena y gozoza dosis de pop francés de los 60.

Blake Lively y Anna Kendrick en A Simple Favor

El gin martini

Con el pretexto del vlog de Stephanie, en esta historia hay muchas recetas y comentarios relacionados con la cocina (“los secretos son como la margarina: fáciles de esparcir, malos para el corazón” es mi preferido), aunque hay una receta importante para la trama que de hecho dan con lujo de detalle: el gin martini.
En la primera visita de Stephanie a casa de Emily, ésta le enseña cómo debe de hacerse: copa helada, un poco de vermouth, que primero se mueve dentro de la copa para saborizarla y luego se tira, ginebra igualmente helada y twist de cáscara de limón amarillo que se frota en los bordes de la copa antes de añadirse a la bebida. Fácil y aparentemente delicioso, pues a partir de ese momento las chicas parecen siempre tener uno en mano.
Gin martinis en la película A Simple Favor
Anna Kendrick y Blake Lively en A Simple Favor

Las galletas de calabacita con chispas de chocolate

Emily ya nos dio esa receta, así que decidí hacer esta entrada con la de la secuencia de apertura: la reseña de A Simple Favor y receta de galletas de calabacita. Suena extraño pero en realidad son deliciosas, y me imagino que Stephanie las pone en su blog porque son una buena manera de hacer que los niños coman verdura. Ahí les va, y cuéntenme qué tal les pareció la peli!

Recuerden que también pueden seguirme en Facebook, Instagram y Pinterest y suscribirse a mi newsletter para no perderse de ningún post. ¡Y compartan esta página con sus amigos para que todos seamos felices y así!

Ingredientes

  • 2 1/2 tazas de azúcar
  • 1 taza de mantequilla ablandada
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 5 tazas de harina
  • 3 cucharaditas de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de polvos para hornear
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 2 tazas de calabacitas ralladas
  • 1 taza de chispas de chocolate

Y se cocina así

  1. Precalienta el horno a 180ºC
  2. Acomoda la calabacita rallada en un colador y coloca encima un objeto pesado para drenar la mayor parte posible de su jugo
  3. Acrema la mantequilla junto con el azúcar hasta que esponje un poco; añade los huevos y la vainilla y continúa batiendo
  4. Agrega 4 tazas de harina, la canela, los polvos para hornear, la sal y el bicarbonato e incorpora
  5. Seca las calabacitas con servilletas de papel y agrégalas a la mezcla, puede que necesites más harina pues se humedecerá mucho la masa con las calabazas, agrega la que sea necesaria
  6. Integra las chispas de chocolate
  7. En una charola engrasada, ve colocando cucharadas de masa bastante espaciadas entre sí
  8. Hornea durante 12 minutos; después, pasa a una rejilla para que se enfríen por completo

¡Prepáralo con tus semillas favoritas!

¡El guisado más fácil y delicioso para hacer tacos!

No, no se llama pan coronavirus.

Port Relacionados

% Comentarios (2)

[…] Más tarde, asistimos al vertiginoso ascenso de una heroína que me recuerda demasiado a Amélie Poulin en el mundo de los campeonatos profesionales de ajedrez, acompañada de su madre adoptiva Alma (Marielle Heller), que aunque no esté relacionada con ella biológicamente, lucha también con varias adicciones. Entre ellas, la de tomar casi en cada escena una o dos copas de gibson, que considera más sofisticado que el martini. […]

Leave a comment