Los gimlets de Maniac (2018)

Reseña de la serie Maniac y receta de gimplet coctel

Reseña de Maniac y receta de gimlets.

Si son como yo adictos a Netflix, seguro ya empezaron a ver Maniac (Cary Joji Fukunaga, Patrick Somerville, 2018), esta serie con Jonah Hill y Emma Stone que está haciendo mucho ruido. Creo que nos pasa algo con los actores cómicos, cuando hacen dramas nos sorprendemos mucho de el rango que pueden tener. He de decir que eso sucede con Hill (actorazo) y Stone. He de agregar que a ella la detesto, y que esta serie funciona gracias a él y a pesar de ella.
A continuación la reseña de Maniac y la receta de los gimlets que en ella aparecen.

La serie

La acción se sitúa en Nueva York en un 2018 alternativo. Como si la tecnología hubiera avanzado pero se hubiera quedado en una estética ochentera a la Terry Gilliam: diquettes, audífonos gigantes y  videojuegos con un look anticuado, pero avances técnicos increíbles.
Owen (Jonah Hill) es un esquizofrénico de una familia millonaria que se ofrece como conejillo de indias para probar un medicamento que está a punto de lanzarse al mercado: tres pastillas, A, B y C, que prometen solucionar todos los traumas del ser humano en sólo una toma de cada una. Annie (Stone), por su parte, es una adicta que entra en el estudio a fin de darse un viaje con las preciadas drogas en cuestión.
Emma Stone y Jonah Hill en el set de la serie Maniac
Emma Stone y Jonah Hill en Maniac

Mientras la pastilla A lleva a los voluntarios a revivir el momento más doloroso de sus vidas, la B y la C funcionan más como catalizadores que apelan a sus fantasías. Cuando las de ambos personajes comienzan a mezclarse, sabemos que algo anda mal, aunque, al igual que los científicos encargados del estudio, no podamos comprender exactamente qué.

Las referencias

Si del lado estético ya teníamos en mente a Gilliam, a partir de este momento las referencias se multiplican y nos sentimos a ratos en Being John Malkovich (Spike Jonze, 1999) Eternal Sunshine of the Spotles Mind (Michel Gondry, 2004) o The Godfather (Francis Ford Coppola, 1972) por nombrar sólo algunos. Todo resulta en un viaje literalmente deliranteque te recuerda que es también un drama cada que bajas la guardia.

La serie está llena de pequeños indicios que nos señalan constantemente que estamos dentro de la cabeza de los personajes. No es anodino que Owen suene un poco como «one» (uno en inglés) y Annie tenga las letras de «nine»(nueve), sus respectivos números de paciente. Otros elementos que vuelven una y otra vez son un cubo Rubik, un tomo de El Quijote, y una bebida en específico: el gimlet.

Jonah Hill en Maniac bebe gimlet
Jonah Hill en Maniac

El gimlet

Sin spoilers del papel que dicho coctel toma en la trama, me limitaré a pasarles la receta porque es súper rico, y a recomendarles la serie, que se encuentra en Netflix. Nada más les advierto que no está tan chill.

Recuerden que también pueden seguirme en Facebook, Instagram y Pinterest y suscribirse a mi newsletter para no perderse de ningún post. ¡Y compartan esta página con sus amigos para que todos seamos felices y así!

Ingredientes

  • 1 1/2 oz de ginebra
  • 1 oz de jugo de limón verde
  • hielo
  • 1 oz de jarabe natural

Y se cocina así

  1. Mezcla todos los ingredientes en un shaker y agita vigorosamente hasta mezclar bien
  2. Cuela en una copa  de coctel y adorna con una rodaja de limón verde

¡Perfecta para tu reunión navideña!

Aprende cómo hacerlo paso a paso.

¡Ideal para la cena navideña!

Port Relacionados

% Comentarios (2)

[…] (Emma Stone) una dama que ha caído bajo después de que su padre apostara toda su fortuna (y la perdiera a ella […]

[…] (Emma Stone), una dama que ha caído bajo después de que su padre apostara toda su fortuna, llega al palacio de […]

Leave a comment