La pechuga de pollo dorada de The Boys (2019-)

La pechuga de pollo frita de the boys poster amazon prime

La pechuga de pollo dorada de The Boys

Comencé a ver The Boys (Evan Goldberg, Eric Kripke, Seth Rogen, 2019-) por casualidad, pues no estoy familiarizada con los cómics de Garth Ennis and Darick Robertson en los que está basada. Y la vi de una sola sentada como ya es costumbre con las series porque tiene un ritmo para darte un paro cardiaco y un personaje apasionado de la cocina que me dio el pretexto para escribir hoy sobre la pechuga de pollo dorada de The Boys.

Después de la sobredosis de Marvel de los últimos años, resulta refrescante ver una comedia negra sobre superhéroes como es esta adaptación a la pantalla chica de The Boys a cargo de Evan Goldberg. Un grupo de vigilantes decide acabar con los corruptos héroes que abusan de sus superpoderes. Si eres uno de los que se preguntan por qué nunca se habla de los daños colaterales en las luchas épicas de este tipo de películas, esta serie es para ti.

En un mundo donde los superhéroes son literalmente un gran negocio, Hughie (Jack Quaid) es arrastrado por un grupo de rebeldes liderado por Billy Butcher (Karl Urban) y rápidamente pasa a ser parte de ellos. Los muchachos (the boys) pretenden no solamente desenmascarar las atrocidades que los sups cometen día con día, sino terminar por completo con ellos. Mientras tanto, Annie aka Starlight (Erin Moriarty) es una sup de un pueblo pequeño cuya vida da un giro abrupto al ser elegida en un casting como nuevo miembro de Los Siete, el grupo de sups más famosos y respetados de Estados Unidos.

La serie

Con un ritmo trepidante y un cast bastante bien logrado, The Boys te atrapa con su cinismo y unos cliff hangers infernales. Las ideas son llevadas al límite y las escenas de violencia, drogadicción y sexo son explícitas y nada amables con el auditorio poco acostumbrado a este tipo de series. Así, el fondo y la forma se unen para darle al público un mensaje muy claro: abre los ojos.

The Boys ridiculiza a todos desde el patriota vestido en azul, blanco y rojo y la reina guerrera hasta al hombre pez con poderes inútiles y el buen ciudadano humano que idolatra a los héroes. Por eso fue tan decepcionante darse cuenta de que el guion, completamente falocentrista (¿qué esperábamos de una historia titulada “los muchachos”?), utiliza a los personajes femeninos como meros accesorios, una característica que el universo que pretende criticar dejó atrás hace ya un buen rato.

La chica parte de la banda es convenientemente muda. Y los dramas en la vida de las mortales, nada menos que violación, maternidad y asesinato, están ahí solamente para motivar a los héroes. Es un poco penoso verlos celosos y con mommy issues, cuando no furiosos “por lo que le hicieron a su esposa/novia”. “Bueno, yo la maté, pero fue tu culpa”. Incluso Starlight, la heroína de buen corazón que se enfrenta a un caso de acoso sexual y representa el empoderamiento femenino, es relegada al segundo plano de ser el interés romántico de Hughie quien, bendito sea, no se siente castrado por sus superpoderes. Un santo que no tiene un solo flashback sobre su exnovia muerta hace dos días.

La pechuga de pollo dorada de The Boys

A pesar de todo, la primera temporada me dejó picada. Y el final promete un poco más de profundidad en los personajes femeninos de la segunda. Esperemos que no decepcione. En cuanto a la receta de película, mi pretexto está en uno de los muchachos, Frenchie (Tomer Capon) quien aparece cocinando en más de una ocasión. Las dos recetas que claramente se desprenden de ahí son la de las magdalenas que hace con Kimiko (Karen Fukuhara) y que ya les di, y la de la pechuga de pollo dorada.

Me gusta que explica que las debes de meter al horno. Hacer una pechuga de pollo que no quede seca, con la piel dorada, requiere de mucho cuidado y de varios pasos diferentes. Afortunadamente, yo también me los sé, y se los rolo a continuación.

Si les gusta esta receta

Si les gusta la receta de la pechuga de pollo dorada de The Boys, también les pueden interesar:

Apoyen la causa

Ya que están aquí, quisiera comentarles que este blog sobrevive a base de donaciones. Si lo que hago les parece muy útil, pueden apoyar mi trabajo donando a mi cuenta de Paypal. Si no les es posible, otra manera de apoyarme es comentando qué cosas quieren aprender a cocinar y compartiendo con sus amigos!

Pueden seguirme en Facebook, Instagram y Pinterest. Y suscribirse a mi newsletter para no perderse de ningún post y recibir recetas exclusivas cada viernes. También tengo Twitter y por ahí les paso recetas y tips.

Ingredientes

  • 1/2 manojo de tomillo fresco
  • 4 pechugas de pollo con piel y sin hueso
  • sal y pimienta al gusto
  • 3 cucharadas de aceite de semilla de uva o de maíz
  • 4 dientes de ajo
  • 90 gr de mantequilla
  • 2 chalotas finamente picadas
  • 1/4 de taza de brandy o de jugo de manzana
  • 3/4 de taza de caldo de res

Y se cocina así

  1. En un sartén grande calienta el aceite y añade los ajos aplastados y el resto del tomillo; coloca las pechugas con la piel hacia abajo y no las muevas por 4 minutos para que esta quede crujiente
  2. Mueve el pollo hacia los bordes del sartén para sellar los lados, unos 10 segundos de cada lado; voltea el pollo y añade 6 cucharadas de mantequilla
  3. A medida que se derrite la mantequilla, ve bañando con ella las pechugas, deben cocinarse por 3 minutos después de haberlas volteado
  4. Voltea de nuevo las pechugas para que queden con la piel hacia abajo y mete el sartén al horno por 10 minutos
  5. Después, pasa el pollo a un platón y tapa para que repose, retira el exceso de grasa del sartén y regresa a la estufa a fuego medio
  6. Añade al sartén la mantequilla restante y las chalotas picadas, regresa los ajos y el tomillo en que se cocinó el pollo y remueve para caramelizar por 4 minutos
  7. Baja el fuego y con cuidado añade el brandy o el jugo de manzana, usa una palita de madera para despegar lo que quede del pollo en el fondo del sartén e integrarlo a la salsa
  8. Añade el caldo y cocina removiendo por 5 minutos; sazona con sal y pimienta y cuela esta salsa presionando para que las chalotas y los ajos pasen por el colador; regresa al fuego y reduce por 5 minutos más
  9. Sirve la pechuga rebanada con verduras y la salsa que redujiste en el sartén

Port Relacionados

% Comentarios (1)

Leave a comment