Del pleonasmo “aceite de oliva” (etimología)

del pleonasmo aceite de oliva (etimología)

Del pleonasmo “aceite de oliva” (etimología)

El día de hoy tocan Tacos de lengua, y aprovecho para contarles todo del pleonasmo “aceite de oliva”. Los aceites vegetales se han utilizado desde la antigüedad tanto en gastronomía como como combustible de lámparas y también en rituales religiosos. Se cree que, específicamente, el aceite de oliva nació casi al mismo tiempo que la agricultura. Incluso, excavaciones realizadas en la zona del Creciente Fértil (en Egipto) se han encontrado molinos de aceite.

La historia del olivo y su estrecha relación con la civilización es fascinante, pero no es lo que interesa a este artículo. Lo que me resulta curioso es que el término que utilizamos actualmente, “aceite de oliva”, es algo así como un pleonasmo a la décima potencia.

¿Qué fue primero, el aceite o la aceituna?

La palabra “aceite” proviene del árabe az zayt, del semita zayt, que evolucionó al hebreo bajo la forma zeit. Ambos términos designan al árbol del olivo. En la Biblia, Jesús se retira a orar al “Monte de los olivos” (Lucas 22:39-46), que en hebreo se denomina har-ha-zeit. En árabe, la oliva, el precioso fruto del olivo del cual se extrae el aceite, se llama az zaytuna.

Entonces, podríamos estar tentados a decir que “aceite” sólo es el de oliva y por eso les hablo del pleonasmo “aceite de oliva”. Eso sucede en el idioma portugués, de hecho, en donde al de oliva se le llama azeite mientras que al resto, vegetales o minerales, se les llama óleos.

La palabra “óleo”, aunque no muy común, también existe en español. Se usa todavía para designar aquellos aceites utilizados en ritos católicos (los santos óleos), así como para referirse a un tipo de pinturas a base de aceite. En cosmetología y nutrición encontramos términos como “oleaginoso” “oleato” y “oleico”.

Del pleonasmo “óleo de oliva”

¿Deberíamos hacer lo mismo? Antes habría que conocer también la etimología de la palabra “óleo”. Proviene del latín ŏlĕum, que a su vez deriva del griego ἔλαιον, élaion. Esta misma palabra evolucionó al inglés como oil, al alemán como olie y al rumano como ulei. En francés, la palabra huile puede parecer un poco más alejada de esta etimología, pero de hecho originalmente la palabra era oile. Para la Edad Media, la “o” se había convertido en “u”, así que los monjes que se encargaban de copiar manuscritos le agregaron la “h”. Quedó como huyle, para diferenciarla de vile (ville, ciudad), pues en esa época la “u” y la “v” eran la misma grafía y las palabras se veían idénticas.

Pero antes de saltar a tratar de poner de moda el estilo portugués, habría que saber que tanto ἔλαιον como ŏlĕum significan… aceite de oliva. Provienen del griego ἐλαία, elaía, que quiere decir “oliva”.

Finalmente tiene sentido, el de oliva fue el primer y el único aceite que se conoció durante mucho tiempo. A medida que se descubrieron otros, no hubiera tenido sentido inventar nombres nuevos para cada uno. Así que ahora, especificar que un aceite es de oliva es correcto. Lo que no tiene sentido es decir “aceite de olivo” pues este producto que no ha faltado en nuestra cotidianeidad desde la antigüedad se obtiene del fruto, la oliva, y no del árbol.

Apoyen la causa

También quisiera comentarles que este blog sobrevive a base de donaciones. Si lo que hago les parece muy útil, pueden apoyar mi trabajo donando a mi cuenta de Paypal. Si no les es posible, otra manera de apoyarme es comentando qué cosas quieren aprender a cocinar y compartiendo con sus amigos!

Pueden seguirme en Facebook, Instagram y Pinterest. Y suscribirse a mi newsletter para no perderse de ningún post y recibir recetas exclusivas cada viernes. También tengo Twitter y por ahí les paso recetas y tips.

28 Jul: Salsa nam prik pao

Aprende a preparar esta salsa tailandesa tan popular.

27 Jul: Crepas de chocolate con cerezas y queso crema

¡Aprovechando que sigue la temporada!

27 Jul: Pasta siciliana con sardinas de lata

Prepara este espagueti en minutos.

Port Relacionados

Leave a comment