Crème brûlée de vainilla

Receta de creme brulé de vaimilla

Crème brûlée de vainilla

Tengo una obsesión grave con las crème brûlées: cuando llegué a vivir a Francia en 2001 y descubrí que las puedes comprar este postre en el súper, me volví loca. Creo que por los ocho años que estuve allá comí más de mil. Fácil. Tres mil quizá, así que cuando quiero consentirme todavía me preparo crème brûlée de vainilla.
Tengo otras recetas de crème brûlée que les iré pasando, pero resulta que este es el post número 100 de esta página y quería celebrarlo con una receta que significara mucho para mí. Por eso hoy hice crème brûlée de vainilla.
Crème brûlée significa en francés ‘crema quemada’ y esto se refiere a la capa de azúcar caramelizada que estas natillas llevan encima. Hay tres formas de lograr este acabado. Una vez cuajadas las natillas, se espolvorean con azúcar. Tradicionalmente, esta azúcar se quemaba con un disco de hierro que antes se había calentado al fuego directo. Estos utensilios todavía existen, aunque lo más común hoy es usar una antorcha de cocina o mecehero.
Y si no cuentas con ninguna de estas opciones, también pueden calentar un cucharón de metal grande que no les importe mucho manchar. Toma un poco más de tiempo caramelizar todo el azúcar con este mátodo, pero he hecho crème brûlée de vainilla de esta forma muchas veces y me ha funcionado bien.

SI LES GUSTA ESTA RECETA DE CRÈME BRÛLÉE DE VAINILLA

Si les gusta esta receta de crème brûlée de vainilla, también les pueden interesar:

Ya que están aquí, quisiera comentarles que este blog sobrevive a base de donaciones. Si lo que hago les parece muy útil, pueden apoyar mi trabajo donando a mi cuenta de Paypal. Si no les es posible, otra manera de apoyarme es comentando qué cosas quieren aprender a cocinar y compartiendo con sus amigos!

Pueden seguirme en FacebookInstagram y Pinterest. Y suscribirse a mi newsletter para no perderse de ningún post y recibir recetas exclusivas cada mes. También tengo Twitter y por ahí les paso recetas y tips.

Ingredientes

  • 350 ml de crema para batir
  • 120 ml de leche
  • 1 vaina de vainilla
  • 5 yemas de huevo
  • 3 cucharadas + 1 cucharadas de azúcar
  • 3 cucharadas + 1 cucharadas de mascabado

Y se cocina así

  1. Corta por la mitad la vainilla a lo largo y colócala en una olla junto con la crema y la leche sin dejar que hierva; retira del fuego
  2. En un tazón, bate las yemas junto con 3 cucharadas de azúcar y 3 cucharadas de mascabado; añade la crema caliente poco a poco sin dejar de batir
  3. Distribuye en 6 flaneras individuales, colócalas en un refractario con agua caliente y hornea a 140ºC durante 45 minutos
  4. Deja enfriar en una rejilla y después refrigera por al menos 6 horas
  5. Distribuye el azúcar y mascabado restantes en la superficie de las 6 crèmes, carameliza con una antorcha de cocina

02 Dic: Pechuga de pollo jugosa

Aprende cómo hacerlo paso a paso.

01 Dic: Ferrero Rocher caseros

¡Con solo 4 ingredientes!

Port Relacionados

% Comentarios (2)

[…] encendedores y la compré para ver si me servía para eso ¡y sí! La primera receta era obvia: crème brûlée. Y ya que le agarré la onda, me seguí con una crème brûlée de mango. Crème brûlée significa […]

[…] tres jugando con el soplete de cocina, esta vez para hacer unas deliciosas crème brûlée de café para un evento que tengo mañana. Por si todavía no lo saben, voy a poner discos y […]

Leave a comment