Nieve de sandía

Nieve de sandía

Nieve de sandía receta

Ahora que fui a mi rancho mi hermana me regaló su sorbetera y aunque todavía tenía de la de limón tenía que usarla inmediatamente. Así que Agarré lo que tenía a la mano y preparé nieve de sandía. ¡Fresquísima! Y lo mejor es que aquí les enseño cómo hacerla sin necesariamente tener una máquina de helados, para que no me digan que así qué chiste.

La nieve o sorbete se prepara con pulpa de fruta y un almíbar de azúcar y agua. El azúcar es muy importante porque hace que la temperatura a la cual el agua se congela baje. Es decir que en vez de tener un bloque de hielo a 0º C, el sorbete puede estar a una temperatura más baja sin pasar al estado sólido por completo. Si no tenemos una máquina de helado, es necesario sacar del congelador nuestra nieve cada dos o tres horas y batirla vigorosamente para romper los cristales de hielo grandes. Esto hace que haya más concentración de azúcar en la parte que sigue líquida y podamos seguir bajando la temperatura.

Explicado de ese modo, parece complejo, pero en realidad esta receta de sorbete de sandía es muy fácil de hacer. Pueden usar la pulpa de otra fruta si así lo desean. A continuación les explico cómo prepararla.

Si les gusta esta receta de Nieve de sandía

Si les gusta esta receta de nieve de sandíatambién les pueden interesar:

Apoyen la causa

Ya que están aquí, quisiera comentarles que este blog sobrevive a base de donaciones. Si lo que hago les parece muy útil, pueden apoyar mi trabajo donando a mi cuenta de Paypal. Si no les es posible, otra manera de apoyarme es comentando qué cosas quieren aprender a cocinar y compartiendo con sus amigos!

Pueden seguirme en Facebook, Instagram y Pinterest. Y suscribirse a mi newsletter para no perderse de ningún post y recibir recetas exclusivas cada mes. También tengo Twitter y por ahí les paso recetas y tips.

Ingredientes

  • 800 gr de pulpa de sandía sin huesitos
  • 350 ml de agua
  • 350 ml de azúcar
  • el jugo de 1/2 limón

Y se cocina así

  1. En una olla mediana, mezcla el agua con el azúcar y calienta revolviendo hasta que se se disuelva toda el azúcar; reserva para que se enfríe por completo
  2. Licua la sandía junto con el jugo de limón
  3. Incorpora el almíbar y mezcla; pasa a una charola profunda y lleva al congelador
  4. Cada dos horas, saca del congelador y mezcla con una palita de madera para romper los cristales de azúcar y darle consistencia de sorbete

02 Dic: Pechuga de pollo jugosa

Aprende cómo hacerlo paso a paso.

01 Dic: Ferrero Rocher caseros

¡Con solo 4 ingredientes!

Port Relacionados

Leave a comment