Sopa de calabacitas y menta

Cómo hacer sopa de calabacitas y menta

Sopa de calabacitas y menta

El día está para una sopa de calabacitas y menta, que es muy fresca. Sí, estoy haciendo muchas recetas de calabacitas, sí. ¿Pero apoco no querían cambiarle a la sopa de letras? Desde ayer que hice muffins salados había pensado en hacer esta sopa con calabacitas ralladas: la textura es parecida a las sopas de pasta o arroz, pero sin los carbohidratos extra, así que no cae pesada. También tiene leche en lugar de crema, no porque tenga nada contra la crema, pero no está de más tener opciones más ligeras.
El truco para lograr esta sopa de calabacitas y menta está en quitarle el sabor amargo a las calabazas antes de añadirlas. ¿Cómo? rallándolas, agregándoles sal y dejando reposar una hora en un colador para que suelten su jugo, que es el que tiene ese sabor extraño. Después las enjuagas, las escurres bien y las pones en la sopa de calabacitas y menta por poco tiempo. Les dejo el dato.
Recuerden que si les gusta lo que hago pueden seguirme en Facebook, Instagram y Pinterest. Y suscribirse a mi newsletter para no perderse de ningún post y recibir recetas exclusivas cada viernes. También tengo Twitter y por ahí les paso recetas y tips.
Y si de verdad esto les parece muy útil, pueden donar a mi cuenta de Paypal para que pueda continuar con la producción de recetas. Si no pueden, también me ayudan diciéndome qué cosas quieren aprender a cocinar y compartiendo con sus amigos!

Ingredientes

  • 3 calabacines de buen tamaño o 4 calabacitas bola
  • sal
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 cebolla amarilla pequeña (o 1/2 blanca)
  • 2 tazas de caldo de pollo o verduras
  • 1 taza de agua
  • pimienta al gusto
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 2 tazas de leche
  • 1/2 cucharadita de jugo de limón amarillo
  • 2 cucharaditas de menta fresca picada
  • rodajas de limón amarillo para servir

Y se cocina así

  1. Ralla las calabacitas, coloca la mitad en un colador, espolvorea con sal, agrega el resto de la calabaza y espolvorea de nuevo; coloca un peso encima (un plato hondo por ejemplo) y deja que escurra el jugo durante una hora
  2. En una olla mediana, derrite la mantequilla y acitrona la cebolla picada; agrega el caldo y el agua, tapa y cocina por 15 minutos
  3. Licua el caldo y regrésalo a la olla; enjuaga las calabacitas con agua fría para quitarles la sal, exprime porciones pequeñas con la mano y velas agregando a la olla
  4. Añade la pimienta, nuez moscada y 1 cucharadita de menta y cocina a fuego lento por 8 minutos
  5. Agrega la leche y el jugo de limón, rectifica la sazón y retira del fuego
  6. Sirve la sopa caliente espolvoreada con el resto de la menta fresca y adorna cada plato con una rodaja de limón

23 Sep: Carne con brócoli estilo chino

La comida china en casa en cuestión de minutos.

Port Relacionados

Leave a comment