Roles de arándanos frescos y naranja

Receta desweet rolls, roles de arándanos y naranja

Roles de arándanos frescos y naranja

Hoy me pasó algo muy especial, como para convertir a los que no creen en los milagros de Navidad. Me paré temprano para tomar el camión rumbo a Pueblo Quieto. Dejé limpia la cocina y me comí uno de los roles de arándanos frescos y naranja que había sobrado del brunch de señoras de ayer y empaqué el otro en una bolsita para no dejarlo en Puebla a que se hiciera feo. Al salir del edificio, me di cuenta de que había olvidado llevarme un termo de café, pero tenía otra cosa en la mente y no le di importancia.

Más bien debería de decir que tenía a una persona en la mente. Una con quien había vagamente hecho planes para Año Nuevo. Me estaba justamente preguntando si cuando me habló de que quería viajar en esas fechas me estaba pidiendo que fuera con él o que cuidara a sus gatos. Y luego me lo quité de la mente con un gesto de la mano como llevo haciendo ya unos meses. Por eso casi me da el tramafat cuando me subí al camión y lo vi ahí sentado leyendo.

Me seguí de largo hasta el lugar que me correspondía sin que me viera, y durante varios minutos con el corazón a cien mil por hora, esperé a que subieran los demás pasajeros pendiente de si alguien se sentaba junto a él. Decidí que si nadie lo hacía, me iba a parar a hablarle, y si alguien se sentaba ahí, iba a fingir todo el camino que no lo había visto. Todo eso porque me gusta creer en el destino. Ya sé, suena tonto, pero a veces en la vida hay que echarse un volado.

Como película de Navidad

No se sentó nadie así que agarré mi mochila y me fui a sentar ahí. Mi corazón pasó de cien mil a tres millones de millones por hora cuando se dio cuenta de que era yo y nos abrazamos. Pueden cancelar la Navidad si quieren, ese ya fue suficiente regalo. Y el moño fue cuando sacó de su mochila un termo de café y me ofreció un poco. Yo traía uno de mis roles de arándanos frescos y naranja para darle a cambio. Y ustedes que no quieren creer en esas cosas bonitas que pasan en las películas navideñas y a veces en la vida real.

Así que aunque iba a dejar esta receta de roles de arándanos frescos y naranja para mañana, porque hoy nadie la va a pelar, lo estoy haciendo ahora porque necesitaba escribirles, contarle a alguien que por una hora y media me sentí muy feliz. Feliz Navidad a ustedes también. Nos leemos pronto.

Pero volviendo a la vida real

Recuerden que también pueden seguirme en Facebook, Instagram y Pinterest, y suscribirse a mi newsletter para no perderse de ningún post y recibir recetas exclusivas cada viernes. Y si de verdad esto les parece muy útil, pueden donar a mi cuenta de Paypal para que siga comprando ingredientes y utensilios y pagando el internet para pasarles las recetas. A continuación les dejo la receta de los roles de arándanos frescos y naranja.

Ingredientes

para la masa

  • 4 1/4 tazas de harina
  • 11 gr de levadura de panadería
  • 1 1/4 tazas de leche
  • 1/4 taza de azúcar
  • 1/4 taza mantequilla
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 huevos

para el relleno

  • 1 taza de arándanos frescos
  • 1/2 taza de azúcar
  • 3/4 taza de agua
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 cucharada de ralladura de naranja
para el glaseado
  • 2/3 taza de azúcar glass
  • 3 cucharadas de jugo de naranja de leche
  • 1 cucharada de ralladura de naranja

Y se cocina así

  1. Mezcla 1 1/2 taza de harina con la levadura; reserva
  2. Calienta la leche, la mantequilla, el azúcar y la sal hasta que se derrita la mantequilla, deja que se entibie hasta que se esté a la temperatura de tu dedo (37ºC) y mézclala con la harina y la levadura que reservaste
  3. Agrega los huevos, mezcla, y ve agregando el resto de la harina, poco a poco
  4. Amasa hasta que esté suave, ya sea a mano o con el gancho en la batidora; puede ser que no uses toda la harina, el chiste es que se despegue sola del tazón
  5. Tapa con un trapo y deja que la masa doble su tamaño en un lugar cálido durante 1 hora
  6. Mientras, en una olla pequeña hierve los arándanos junto con el azúcar y el agua por 15 minutos; retira del fuego e integra la mantequilla y la ralladura de naranja; licua y deja que se enfríe por completo
  7. Pincha la masa, vuelve a taparla y déjala reposar 10 minutos
  8. Extiende la masa con un rodillo hasta formar un rectángulo, extiende el relleno en el interior y enrolla apretando bien empezando por uno de los lados más largos (también puedes doblarla a la mitad y cortar 16 tiras que luego torcerás sobre sí mismas y atarás en un nudo y colocarás en una charola con papel encerado)
  9. Si te decides por el rollo tradicional, corta 16 rodajas, acomódalas en una charola para hornear cubierta con papel encerado
  10. Tapa con un trapo y deja que suba la masa durante 30 minutos
  11. Hornea a 180º C durante30 minutos
  12. Deja que se entibien; mientras mezcla los ingredientes del glaseado
  13. Baña los roles con el glaseado y espera un poco a que se endurezca

Port Relacionados

% Comentarios (1)

[…] yo salimos por tres meses y luego nos dejamos de ver por tres meses también hasta que casualmente nos topamos en Navidad. Mi cabeza me advirtió que no sacara el tema pero si me salió la rosca, ¿qué podía perder? Por […]

Leave a comment